miércoles, 4 de diciembre de 2013

Capítulo 9

-Para- dijo con rotundidad.
Intento parar todo esto. No se como he llegado a esto, no quiero hacerlo con él. No quiero. Estoy incomoda. Me siento mal. Me siento mareada, asfixiada, asqueada.
-Para- repito. Intento apartarlo de mi en un empujón.
-¿Qué pasa?- Me dice un poco confundido.
-No puedo hacerlo, lo siento. No es por ti, de verdad.
- ¿Cómo? No me puedes dejar así preciosidad...- Se acerca de nuevo y empieza a besarme.
- Que te quites de encima- le vuelvo a dar un empujón e intento salir del baño.
-Vale, cariño. Pero no te pongas así...
-No me encuentro nada bien- Me siento acalorada y siento muchos mareos.
-Ven,nena siéntate- Me coge por el brazo y me sienta en el inodoro.
Va en busca de agua, se moja las manos, se acerca y me la echa por la cara para que quitarme el agobio.
-Lo siento mucho nena, si hubiera sabido que te encontrabas mal no te hubiera forzado. Lo siento.
Me mira con cara de corderito degollado, de momento se está portando bien por lo tanto lo perdono.
- No pasa nada- le dedico una sonrisa forzada.
-¿Mejor?-
-Si, muchas gracias.
El agobio viene y junto con el los mareos y la fatiga de nuevo. No aguanto más. Vomito al lado de él.
-Nena, estas fatal. Vamos a salir a que te de el aire.
Me ayuda a levantarme y me da la mano para salir juntos del baño. Antes de salir a la calle se acerca a la barra y veo que le indica que limpie el baño y paga mi cuenta junto con la de él. Vuelve a mi lado, me vuelve a coger de la mano y salimos de allí.
-Al fin tienes aire nena.Ven sentémosno allí.
Me hace seña para que siga andando, vamos hacia un parquecito que hay allí, y me invita a sentarme en un banco. Hace un poco de frío.
- Toma mi chaqueta, te protegerá algo del frío.
Cuando se la saca veo su increíble brazo, tiene unos buenos biceps. Joder este chico esta tremendo.
-Muchas gracias.- le miro y me sonríe.
-Sabes, estoy muy cómodo contigo. Esto me pasa pocas veces-
Está sentando a mi lado y me coge por los hombros mientras estira su cabeza encima de la mía. Mi mente me recuerda que me encantaría estar así, pero con Lorenzo.
-¿Intentas ligar conmigo?
Levanta su cara y me mira.
- Oh, señorita, creo que ya he ligado antes con usted.
Rio. Por lo menos este chico me hace reír.
-¿Por qué dijiste que nadie te quería? No me creo eso.
Ha dado en un tema muy jodido. No le tengo porque dar explicaciones pero de la manera que me esta tratando no puedo ser borde con él. Es muy bueno.
- Pues si... nadie me quiere. Bueno si,mi madre pero poco más.
- ¿Te han roto el corazón no?
Exacto ha dado en el clavo. Hago una mueca con mi cara como para decir algo pero me callo.
-He acertado nena. No te preocupes por eso,porque si uno te rompe el corazón, vendrán veinte más que quiera algo contigo. Por ejemplo, Yo. Si no te hubiera visto interesante,no te hubiera entrado.
Le miro a los ojos. Realmente es guapo, y es buena persona.
- ¿Y a ti? ¿Te han roto el corazón?
Rie amargamente.
- A mi no me han roto el corazón, a mi me lo han pisoteado.
-Oh... lo siento.- no pretendía recordarle cosas malas, me siento mal ahora.
Me mira  con gesto gracioso.
- No lo sientas bonita. Es mejor así.- Le sonrio para quitar esa incomoda conversación.
- Estoy muy cómoda contigo, de verdad, pero es tarde y hace frío. Creo que es hora de irme.
- Estoy de acuerdo contigo, además estas mal. ¿Necesitas algo?
- No, muchas gracias.- Me levanto mientras le devuelvo su chaqueta.
- Oh, quédatela, ya me la devolverás otro día que nos veamos.
¿Otro dia? ¿Quiere volverme a ver? ¡Ay dios...! ¿Pero que es esto? ¿Qué me pasa? ¡ Oh dios mio otra vez mariposas en mi no!. ¡Joder, joder, joder!
- Vale.- Le muestro mi mayor sonrisa- Gracias por todo.
- Aún no nena-Se levanta y se pone frente a mi. Me da la mano.-Te acercaré a tu casa, no me fio de dejarte sola
- No tienes porque...-
-Shhh- Me pone el dedo en la boca para que me calle.
-Vamos.- Me coge de la mano y me lleva hasta su coche. Una vez montandos pone el calor en los asientos y le indico donde vivo.
Silba.
- Menudo sitio donde vives bonita.
Rio. es una urbanización muy buena.
-Si, gracias.
Me voy a bajar del coche y el se baja a la vez.
- Te dejo mi movil por si te sigues encontrándote mal y si necesitas algo. Cualquier cosa...
-Amanda, soy Amanda.
Me sonrie. Hemos estado hablando, contándonos cosas y ni siquiera sabemos nuestros nombres.
-Yo soy Daniel, encantando preciosidad.
Su mirada es penetrante y su cara es super atractiva a la par que su cuerpo. Me encanta el moreno que tiene y esa sonrisa me vuelve loca.
- Llámame.- Se acerca y me besa la frente- Adiós preciosidad.
                                                    ----------------------
Abro la puerta de la comunidad y solo veo silencio. No hay nadie más que yo. La oscuridad hace que me vea mas sola aún.  Me encuentro mal. Tengo frío y tengo breves escalofríos en mi cuerpo. El mareo sigue persistiendo. Voy subiendo las escaleras despacio para no hacer ruido. No quiero que me vean  en este estado los curiosos de esta comunidad.  Llego a la puerta de mi apartamento y busco la llave en mi bolso. Me cuesta un rato encontrarla, la cojo y se me cae al suelo. Es lo que me faltaba para saber que hoy  estoy como una completa inútil. Me agacho  a cogerla como puedo, cerrando los ojos. Busco en mi bolso mi movil. Necesito mirarlo antes de nada.
Joder, dos llamadas perdidas de Lorenzo.
-Bellísima...-
Me doy la vuelta rapidamente, y lo veo. Esta ahí, detrás de mi. escondido entre la oscuridad.
-Lorenzo, joder, ¿Qué haces aquí?- Mis ojos empiezan a llenarse de lagrimas.
- Amanda, has bebido...
Se acerca me coje las manos y me las entrelaza mientras me mira a los ojos, intento sostenerle la mirada.
- Eres preciosa, eres para mi Amanda, te quiero, perdóname por favor.
Miro bien a Lorenzo, me quedo callada, con una mirada dura, veo que tiene la barba de unos días y veo que no esta bien, eso me sensibiliza. Me hace darme cuenta que no quiero verlo mal.
Me doy cuenta que si lo he pasado mal ha sido por que lo he querido yo también,,,
-Lorenzo...- Me acerco y nos abrazamos, es un abrazo necesitado, me aprieta tanto que apenas puedo respirar. Noto que con sus manos me toca mi pelo y mi cabeza se la acerca cada vez más a él.
- Amanda, perdón- Me dice en el oido, mientras estamos abrazados.
-Empecemos desde cero, Lorenzo. Todo esta olvidado, pero no mas mentiras ¿Vale?- Me aparto para mirarle a los ojos.
- Te lo juro por mi vida Amanda.
Lo miro a los ojos. Sus ojos dicen la verdad. Es verdad que dicen que los ojos son el espejo del alma.
-Amanda, te voy a contar todo lo que quieras saber solo tienes que preguntar.
- Yo tambien tengo que contarte cosas Lorenzo.
-Bien, entonces empecemos.

Le hago pasar a  mi casa. Lorenzo al pasar se ve feliz. Le hago un amago para que se vaya sentando en el sofa. Caigo en la cuenta que aún no le he preguntado por su hermana.
- ¿Cómo esta tu hermana?
- Esta mucho mejor Amanda, gracias.
Voy a la cocina en busca de algo de comer, supongo que tendrá hambre. Busco en la despensa pero  solo encuentro donuts de chocolate y batido de chocolate.  Los llevo hasta donde está Lorenzo y coge uno mientras me voy sentando a su lado.
- Reina ¿Qué me quieres contar?- Me pregunta con un tono de preocupación y miedo.
- Tu primero Lorenzo, quiero saber porque hiciste eso, porque me lo ocultaste.
- Reina, lo hice por los dos no te queria perder. No queria que te fueras de mi lado. No queria que nada nos separara.- Esta confesión me hace sensibilizarme pero no puedo dejar que crea que lo he perdonado, yo dura.
- Lorenzo me lo tenias que haber dicho que tenias prometida.
- Amanda, ella habia sido mi novia mucho tiempo, de toda la vida y la verdad en cuanto te vi me gustaste pero no creí nunca que sentiria esto por ti. Esto me ha hecho darme cuenta que de verdad no la queria y me di cuenta de lo que si queria, y eras tu. Por muy loco que suene. Solo necesite 3 dias para enamorarme de ti, para que me tuvieras para siempre. Amanda esa relación estaba rota desde antes de que tu llegaras. No te creas que hago esto con todo el mundo. Es la primera vez que lo he hecho. Te quiero, Amanda Sparks.

Lorenzo me ha dejado sin habla. No se como voy a decirle que me he liado hace unas con horas con otro chico. Tengo miedo de que reaccione mal y se vaya, pero no puedo ocultarselo seria hipócrita por mi parte porque si le he estado pidiendo explicaciones de lo de su prometida y ahora yo se lo oculto estariamos en las mismas. Estoy confundida.
- Lorenzo...Yo tambien tengo que contarte algo.
- Dime reina, estoy esperandolo.
Trago saliva y  cierro los ojos cogiendo aire.
-Hace unas horas salí de trabajar y me fui a un pub. Bebí mucho alcohol.- Paro no se como seguir.
- Si, bellísima, se nota que bebiste.
- Se me acerco otro chico y empezamos a hablar.- Su cara cambia por completo. Tiene un rostro de enfado y de curiosidad.
- Si Amanda y que más, ¡dime!- Esta gritando.
- Lorenzo calmate.
- Amanda, ¿Qué más ha pasado, algo más ?
Cierro los ojos, no quiero verle la cara, agacho la cabeza para no verle.
- Nos besamos y me llevo al baño. Empezó a besarme y quiso desnudarme pero le pare los pies. Le dije que parara no quise hacerlo porque pensaba en ti.
Le miro a los ojos. Sus ojos estan rojos, llenos de ira. Esta nervioso  y su expresión es de enfado.
- Amanda ¿Por qué mierda tuviste que hacer eso? ¿Paso algo más? ¿Te hizo algo más?
- No, Lorenzo, no me acoste con él y no paso nada más. Solo le pare los pies y ya está. Me sentí mal y vomite  y me ayudo. Nos sentamos juntos en el parque un rato, estuvimos hablando y me trajo para casa. Y ya ves esa chaqueta de allí es suya.
- Joder, Amanda- Muestra su cabreo- ¿Por que vomitabas?
- Porque me encontraba mal, bebí demasiado, ya te lo dije, si me escucharas...
- Amanda si te estoy escuchando, ¿Por qué mierda te tuviste que liar con ese tío? ¿Por qué no pudiste estarte quietecita?¿ Por qué eres así? ¡Joder!
Se echa las manos a la cara y se que tiene ganas de llorar. Se pone los pelos hacia atras y se levanta. Empieza a dar vueltas en el salon.
- Lorenzo para , ¿Qué te pasa?
- Amanda ¿Que qué me pasa? Dejo todo por ti, vengo volando literalmente de Florencia porque te necesito ver... y tu, estas con otro ¿Y encima tienes la cara de preguntarme que me pasa? Eres increíble...
Sus ojos muestra una dura expresión. Me duele cuando me mira asi.
- Me sentí como el mayor hijo de puta cuando me miraste y me dejaste tirado de esa forma en mi casa y ahora me siento como un idiota por estar aquí contigo, después de lo que me has contado.
- Lorenzo, lo que hiciste tampoco estaba bien.
- Pero Amanda no lo uses de pretexto, no seas necia, la engañe a ella por ti, no te engañe a ti. Tú a mi me has engañado.
- No lorenzo no te he engañado, no estabamos juntos o tu nunca lo dijiste.
Lorenzo muestra una sonrisa de decepción.
- Para mi no significa si estabamos juntos o no, ¿que te crees Amanda?¿ Qué me voy acostando con todas las tias? , ¿Qué las dejo que se metan en mi casa? ¿Qué las dejo que conozca a mi familia? Estas muy,muy equivocada.
Me levanto del sofá e intento acercarme a él para calmarlo.
-Lorenzo ya está, relajemosno.
-Amanda, me voy. Mañana hablamos mejor. Cuídate.
Coge su chaqueta que la dejó encima del sofá, me da un beso en la frente y sale por la puerta.
A la mierda todo... ¿Por qué siempre tengo que cagarla?  Paso mi fria noche en mi cama solitaria, lo único que hago es extrañarlo. Me doy la vuelta de la cama y recuerdo cuando estuvimos juntos, cuando me abrazo, cuando me pone un mechón de pelo detrás de la oreja.
Mis lagrimas empiezan a caer. Los mareos vuelven. Creo que mañana tendréque llamar a mi médica.
Lo primero que hago al levantarme es buscar mi móvil. En busca de alguna noticia de Lorenzo.
Aquí está.
<<  Te espero alas 11 en Alice.<<
Me ha dado una alegría encontrarme con este mensaje. Miro la hora.
Mierda, las 10:45. Vuelo a la ducha y me doy la ducha más rápida jamás vista. Si me llegan a ver los de Record Guinness me ponen en el libro, sin duda.
 Me visto , me pinto y me echo espuma en el pelo. Más rápido imposible. Salgo de mi casa a las once y en punto. Hago mis cálculos, tardaré 10 min en llegar si voy rápido.
Llego a la puerta del Alice asfixiada, cansada y me encuentro hinchada. La regla esta apunto de bajarme. Lo noto por el dolor de pechos.
- Amanda, aquí estas.
Lorenzo me busca hasta la puerta y me acompaña hasta el asiento.
- Tienes mala cara, ¿Has dormido bien?
Parece que lo de ayer se le ha olvidado, ¿Tiene alzheimer o qué?
- No, solo que me encuentro mal, esta tarde quedare con Lluvia para que me haga una revisión.
- ¿Quién es Lluvia?- Pregunta mientras le hace al camarero una señal para que venga a atendernos.
- Es mi médica personal.- Le contesto
- Un capuchino.
- Para mi otro, con mucho azúcar.- Le hago un gesto al camarero para que se cuenta que si quiero mucha azúcar.
- Amanda, con respecto ayer. No puedo olvidarlo, es muy fuerte para mi. No se porque tuviste que hacer algo, estoy decepcionado , joder.- Me mira a los ojos,  aún veo celos en sus ojos por el otro chico.
- Lorenzo... Tu me mentiste primero, joder.
- Amanda, de verdad lo siento muchísimo, necesito pensar.
-¿Qué necesitas pensar? ¿De verdad? ¿A que estas jugando Lorenzo?  Me mientes, y dices que tienes que pensar....
Estoy flipandolo, Lorenzo esta sacándome de mis casillas.
 Bebemos el café nerviosos los dos. No hay más palabras, solo silencio.
- ¿Te gustó ese chico?
- Era mono, y se portó muy bien conmigo. Eso es todo.
- ¿Era muy mono? ¿te gustó Amanda? - No puede contener sus celos, sus ojos estan llenos de furia.
- Amanda, a la mierda. Vete de aquí, de mi lado.
Mi cara esta desencajada, estoy pálida y los calores vuelven a salir.Vuelvo a tener esas nauseas.
- Eres un gilipollas Lorenzo, no sabes cuanto he pasado por ti y mira como me estas tratando.- Mi voz se va roncando cada vez más
- ¿Qué soy un gilipollas, Amanda? Pero si eres una pedazo de guarra que te vas besando por ahí con todos los tios en cuanto me he dado la vuelta... Esto es increíble.
¿Qué? ¿He escuchado bien? ¡¿Me ha dicho guarra?!
- Lorenzo,hasta aquí hemos llegado.  No te permito que me insultes.- Me levanto con el poco café que me queda y se lo tiro encima. Me doy la vuelta y me voy.

10 comentarios:

  1. Ahhh!!! ¿Cómo se atreve a reclamarle nada a ella? Y encima la insulta... con lo contenta que estaba yo con esa reconciliación y este hombre me da ese disgusto jajajajaja
    Muy bien Rachel, no dejas de sorprenderme en cada capítulo. A ver si Amanda le pone las pilas al espagueti este jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me alegro que te guste Anele. Vamos a ver si Amanda le pone las pilas ya al spaguetisss este, que lo voy a matar yo.

      Eliminar
  2. aaaaa? descarado ese como se atreve, que quiere q la espere toda la vida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece, pero Amanda no lo dejará o eso está demostrando...

      Eliminar
  3. pobre amanda como se atreve a dicirle eso xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj, la pobre no gana para disgustos !!

      Eliminar
  4. Que se cree Lorenzo para tratarla de esa manera!! Que coraje todavía que el la engaño primero!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiiiii, yo mataria a Lorenzo el café a mi lado se hubiera quedao en na... :S

      Eliminar
  5. No puedo creer que le haya dicho todas esas cosas, si el fue quien cometió el error de mentirle. De acuerdo, tampoco fue una buena idea que se fura a meter con otro tipo, pero a fin de cuentas nada pasó y ahora Lorenzo se hace el indignado. Si alguien me hablara así le suelto tremenda cachetada y no me vuelve a ver.
    Gracias por el capi, aunque estoy enojada con Lorenzo. Ya quiero leer mas.
    Nos leemos pronto, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien estoy cabreada con Lorenzo, si hubiera sido a mi le hubiera dado una bofetada, decir guarra a la pobre de Amanda.... :S Diana me alegro que te gustase. Mil besazos linda :)

      Eliminar